+ Ampliar Fuente | + Achicar Fuente

lunes, 29 de junio de 2009



Tú... me abandonaste,
sencillamente fue así,
que importa la gente,
si ya no creen en mi.
Parecías muy molesto,
resulta difícil la espera,
siempre me gustó tu talento,
y tú...mi vida entera.
A medida que pasa el tiempo,
y las lágrimas, se mezclan con lluvia,
igual estás enfermo,
estrechando la mano, igual se cura.
Es una forma de decirte,
que no me gusta verte así,
supongo que me entediste,
y me tuve que ir.
La vida y sus locuras,
necesitas un descanso,
no permitas más injurias,
esperemos, que pronto se hayan acabado.
Tú y tus intenciones,
precisas y perfectas,
todos los honores,
recibes un beso...preciosa escena.
Me regalas un columpio,
en señal de tu amor,
enseguida me subo,
al unísono, tú y mi corazón.
Tú y tus modales,
esos que me enamoran,
de momentos coraje,
estos...me descolocan.
Tú y yo,
una amistad y un amor,
de la flor de la pasión,
a cual tu sufrido corazón...
Me siento mal, por todo lo que pasó,
las raíces deben crecer,
y nunca nada cambió,
si le das de beber.
Si... de beber,
de vivir la vida feliz,
y tienes que entender,
que hay que seguir...

No hay comentarios: