+ Ampliar Fuente | + Achicar Fuente

sábado, 29 de mayo de 2010

Primavera (poema nº 21)



Podría atravesar campos en flor,
no hay paisaje, que no recuerde,
coger mis más bellos sueños,
cual rosa, en su tallo verde.


Y sueño, con pinturas primaverales,
intento escribir, lo vivido,
estando la herida limpia y sin sangre,
me enseñaste a seguir mi camino.


Ya casi termina la primavera,
disfruto de ella cada minuto,
a la vera de mi dulce estrella,
junto con mis versos antiguos...


Caerá la primavera y sus flores,
vencerá el tiempo y mi caminar,
te cuidaré todo el día, pero no llores,
aún queda sol, y no deja de brillar.


Podría el alma vivir, y su cordura,
el alma encalla, como la abeja a la flor,
recorriendo su campo, y cae la lluvia,
bendita primavera, inmóvil luce el sol...


Del espacio abierto, van los pájaros cantando,
de amapolas, de rosas, a cual la más hermosa,
camino al lado de ellas, y las abrazo,
quien hablará de ti, pedacito de mi rosa.

martes, 25 de mayo de 2010

Para olvidar un amor (poema nº 20)



Que más quisiera corazón,
acabar con tus lamentos,
por tu irremediable amor,
dándote mis dulces besos.

Para olvidar un amor,
queda un recuerdo dormido,
llevándose dentro con candor,
hasta pactar lo cumplido.

Rondando en mi cabeza,
tu cariño por entregado,
de tiempo la tibieza,
por este amor finalizado.

La imaginación se desborda,
quizás la esperanza termine,
todos admiran la rosa,
la locura la reviste...

Para olvidar un amor,
el corazón quedaría herido
de aquel recordado verano,
escribiendo tu dulce suspiro.

De una sonrisa plateada,
siendo los malos augurios,
que pasarán al mañana
generando lejos sus frutos.

viernes, 21 de mayo de 2010

No quiero matarte, sólo quererte (poema nº 19)



Pensar en ti, es soñar con ángeles,
eres la esencia de la sensibilidad,
desde que te conocí, todo lo embelleces,
tan amable, como una tarde adormecida.


Y cuando te conocí, de tu vida nada sabia,
percibí triste melancolía, en tus ojos,
llorabas y llorabas, por todas las esquinas,
y empezaste pausadamente a contármelo todo...


De tu pena enterrada dentro del corazón,
cuando te metiste en un abismo sin salida,
no quiero matarte, sólo quererte amor,
sintiéndose sola, con ese dolor que lastima.


Antes que nada decirte, que vivas la vida,
mi amistad es infinita... te quiero,
te hará bien...porque todo pasa deprisa,
los sueños, las vivencias y mis versos...


Conocerte y ayudarte, me ha hecho muy feliz,
te quiero desde lo más profundo del corazón,
expresando este cariño que me desborda por ti,
y ya te estoy echando de menos, hasta un adiós.

martes, 18 de mayo de 2010

En el oscuro atardecer (poema nº 18)



Siempre a la deriva con mis sueños,
de caballos galopando por el mar,
dibujados en mi mente, y casi muero,
rescatando lo que me queda por dar.


Aguas calmadas, bella la luna presente,
y tiendo mi mano, de mi inevitable amor,
más no puedo esperar, necesito tenerte,
en el oscuro atardecer, dichoso corazón.


Y mi nostalgia, enciende castillos de aire,
por tus besos, escribiendo a la orilla del mar,
y mi alma sufre, se quema por mi calor amante,
mi vida no tiene sentido, desde que te marchaste.


Oscuridad por mi sendero, y de rabia me estremezco,
por no rozarme con tus dedos, esos que me hacen sentir,
tus labios, suaves como algodón, me llenan de embeleso,
quizá será el amor que siento, deshojando mi pedir.


A la vera del mar, temo no soportarlo,
te extraño tanto, deambulando por el sendero
en el oscuro atardecer, derramando mi congoja,
te escribiré, un día, te escribiré "te quiero".


De esta vida, separados por la distancia,
mis pensamientos siempre están contigo,
por tu cariño, tu sensibilidad, tú...diplomacia,
"te quiero", y es tuyo... todo lo que escribo.

lunes, 10 de mayo de 2010

No te marches (poema nº 17)



Es asunto de ilusión, y de sonrisa,
haberte conocido, en justo momento,
recorriendo kilómetros por la geografía,
y los días para mi, son grises sin tus besos.


Echándote de menos, y sin dejar de quererte,
ayer, hoy y mañana, cuidaré de tu corazón,
no te marches, siempre necesitaré tenerte,
y mis sentimientos abordan semejante amor.


Desde que te conocí, mis ánimos van a mejor,
cuando un amargo ópalo, se clavó en mis entrañas,
no veía salida, y todo terminaba con pesadillas,
y la herida va curando, desde que echaste amarras.


No te marches, y ayúdame a seguir por momentos,
cuando nace un poema, desahogo mis vehemencias,
sabes que te quiero, necesito aliviarme con tus besos,
mi alma está sosegada, después de esta experiencia.


Ayuda a este corazón cobarde, a no recordar el pasado,
contágialo con tu amor, para vivir el día a día,
dejaré que mi cuerpo se rinda, hasta llegar a tu mano,
dándole tu ánimo, para que siga disfrutando de la vida.


No sé como agradecerte la ayuda que me has brindado,
cayó en noviembre, y tu recuerdo siempre está conmigo,
abriendo mi corazón para ti, porque llevaba tiempo cerrado,
y lo rescataste de un mal sueño, donde se hallaba perdido...

martes, 4 de mayo de 2010

Sigo esperándote cariño (poema nº 16)



Y mi sufrir sigue en mi interior,
como un puñal clavado en mi alma,
la vida hace tiempo, me lo advirtió,
escucho en silencio la voz que amarga.


Y seguiré esperándote hasta la eternidad,
rendirme o vivir, y te quiero a ti,
tenerte sería, poder alcanzar el arco iris,
porque estoy lejos, y pronto vendrá la serenidad.


De la vida, con caminos de tinieblas y brumas,
sin saber que rumbo he de tomar,
el momento llegará, en una minuciosa suma,
y en mi último gesto, sólo tengo ganas de llorar.


Y allí sigues escondido, en tu infinito espacio,
temo no olvidarte jamás, surcando las olas del mar,
al final del día, te mimaré a través de mi camino,
siempre te albergaré en mi corazón cansado de llorar.


Me siento a morir, a veces no lo puedo remediar,
y los pájaros cantan al compás de mi garganta,
como un mal, que sólo busca la felicidad,
a la espera de mi hogar, sólo es ilusión de hallar...


Y que el beso siga esperando, más quedé conmovida,
el ayer no existe, y la espera se hace muy larga,
debo pensar como salir de aquí, son cosas de la vida,
son mis breves versos, para ti, mi bella dama.