+ Ampliar Fuente | + Achicar Fuente

lunes, 10 de mayo de 2010

No te marches (poema nº 17)



Es asunto de ilusión, y de sonrisa,
haberte conocido, en justo momento,
recorriendo kilómetros por la geografía,
y los días para mi, son grises sin tus besos.


Echándote de menos, y sin dejar de quererte,
ayer, hoy y mañana, cuidaré de tu corazón,
no te marches, siempre necesitaré tenerte,
y mis sentimientos abordan semejante amor.


Desde que te conocí, mis ánimos van a mejor,
cuando un amargo ópalo, se clavó en mis entrañas,
no veía salida, y todo terminaba con pesadillas,
y la herida va curando, desde que echaste amarras.


No te marches, y ayúdame a seguir por momentos,
cuando nace un poema, desahogo mis vehemencias,
sabes que te quiero, necesito aliviarme con tus besos,
mi alma está sosegada, después de esta experiencia.


Ayuda a este corazón cobarde, a no recordar el pasado,
contágialo con tu amor, para vivir el día a día,
dejaré que mi cuerpo se rinda, hasta llegar a tu mano,
dándole tu ánimo, para que siga disfrutando de la vida.


No sé como agradecerte la ayuda que me has brindado,
cayó en noviembre, y tu recuerdo siempre está conmigo,
abriendo mi corazón para ti, porque llevaba tiempo cerrado,
y lo rescataste de un mal sueño, donde se hallaba perdido...

No hay comentarios: