+ Ampliar Fuente | + Achicar Fuente

miércoles, 7 de julio de 2010

Ese amor que tanto anhelo (acróstico)



E nsoñaciones que me llenan de tristeza.
S onríe mi vida, mi carita de alhelí.
E sta tarde, las estrellas brillaran para ti.

A ñoranza ciega, más no puedo arribar fracasos.
M anitas pequeñas, y temo no llegar a besarlas.
O poniéndome, a estas dolorosas cicatrices.
R osas blancas color marfil, perfuman tu alma.

Q uizás sólo sea un mal sueño, por el angosto frío.
U n amor inmenso, y los ángeles tratan de agasajarla.
E n estos momentos besarte no puedo, pendo de un hilo.

T ristes momentos para mi corazón, y me duele el pecho.
A quí te dejo estos versos, y uno mi amor a tu luz.
N unca dejarás de estar en mi corazón,ni tu bello sentimiento.
T e quiero mi ángel, mi amor, mi vida, esa eres tú.
O rquídeas para mi pequeña, y llenarte de besos quisiera.

A mor maternal por ti, y sabes que eres mi dama del alma.
N o sé nada del mañana, el ayer se fue, y nunca volverá.
H undida pero no amargada, tu boca extraída del rosal.
E namoras a los ángeles, suspiran por tus delicados besos.
L etra a letra, descifro mi anhelo, sentimientos muy mios.
O frenda para la niña más hermosa, la que no quiso el destino.


1 comentario:

ENDER AGUSTIN dijo...

Qué acróstico tan bello y triste; a lo mejor el referente es como la construcción... Grato ha sido leer tus escritos... Gracias por compartir