+ Ampliar Fuente | + Achicar Fuente

sábado, 20 de febrero de 2010

Tristeza



Iniciamos una conversación,
intento hablar contigo,
pero es imposible,
estás enfadada conmigo,
no me hablas,estas callada.
Y ahora esto,porqué?
cual es el motivo,
porque me haces esto cariño,
no sé que ha pasado,
yo siempre te he querido.
Con lo que yo luché por ti,
y me lo pagas así,
no me merezco esto,
yo te quiero amor mio.
Que será de mí ahora,
una vida rota,
por un capricho tuyo,
todo al traste,
dices que no me soportas,
que te he hecho yo,
y no aguantas vivir conmigo,
pero si no te falta de nada.
No me hablas,
y ni quieres saber nada de mí,
porque corazón mio,
espero que al menos quede amistad.
El domingo es el día de la madre,
y me cogas mi regalo,
espero que te guste,
y que lo disfrute,
e intenta recapacitar.
Estoy hundido,no me lo esperaba,
me dejas así,
despues de tanto tiempo,
y de dos hijos en común.
Yo no me atrevo a decirselo,
estoy hundido,
mis lágrimas,brotan por mis ojos,
y tengo mucho dolor,
yo te quiero con todo mi corazón...

1 comentario:

Abel Domínguez dijo...

Una imagen muy tradicional en las crisis matrimoniales. Tu poema refleja una realidad.

Gracias por describirla.
Abel