+ Ampliar Fuente | + Achicar Fuente

viernes, 4 de junio de 2010

El silencio de mis cartas (II) (poema nº 23)



Y sigo escribiéndote mis cartas de amor,
firme oscurecer del día, donde tú no estás,
intento desahogarme con mis versos ahora ,
echándote de menos, sólo viéndote en soledad.


Mi corazón rebosa un dulce manantial,
y te siento besándome acurrucado,
ay quien pudiera, encontrarte vida mía,
también a ti y rodearte con mis manos.


El silencio de mis cartas, serán más generosas,
y entonces me pregunto, cuando volverás,
busco día y noche, esperando tu suspiro que reposa,
mi gran amor, mi dulce ilusión, y sueño con pensar...


Que nada quede en el olvido, ni mis versos inservibles,
ni tus ojos enormes,los luceros que alumbran mi alma,
sentada te espero, y le escribo a tu ausencia triste,
a sueños llenos de cariño, a tu bella senda enamorada.


Cuando regreses de tu destino, te regalaré mis palabras,
sólo quiero que las leas tú, y háblame de la eternidad,
que te recitaré tu dulzura, a la inversa de tu andar,
y ahora por todo lo que siento, he de decirte la verdad.


Guarda mis cartas, en un precioso rincón de tu jardín,
rodéalas de orquideas, rosas, gerveras y violetas,
debes regarlas de por vida, el verano ya está aquí,
y nunca las dejes que se mueran,aunque llore la primavera.

No hay comentarios: